ARRODILLADO

Posted by Richard Harris | | Posted On Saturday, May 29, 2010 at 12:23 PM

Durante los últimos dos meses he tenido el privilegio de llevar a mi hija, Gracie, de 14 meses, a las sesiones de logopedia y terapia ocupacional. Gracie esta progresando y apreciamos a la gente que la atiende.

No es demasiado difícil para Gracie hablar y ella hace lo que le piden cuando pueda quedarse enfocada en la tarea que hay que cumplir. Ella tiene la costumbre de querer saber lo que esta haciendo todo el mundo que esta alrededor de ella (como su padre).

Por otra parte la terapia ocupacional es otra cosa. Gracie no le gusta mucho las actividades que hay que hacer por treinta minutos. Ella juega y todo esta bien por un ratito. Pero hay una parte de la terapia que no le gusta por nada.

Gracie puede moverse muy bien en una manera que nunca he visto. Ella se sienta sobre su trasero y va adonde quiere ir. Le veo un minuto y de repente esta en otro lado. Es impresionante.

Esta bien para Gracie pero su terapeuta Cheri, quiere que se gatea. Gracie no le gusta la idea. Hay un conflicto entre las dos. Gracie no quiere gatear y la terapeuta quiere que lo haga.

Cheri es muy buena en su profesión y trata de atraer a Gracie a su mejoría. Mientras tanto Cheri toma sus piernas y las pone en una posición de gatear. Gracie le resiste y por solamente un momento se queda en esa posición. En seguida vuelve a estar sobre su sentadero.

Vez tras vez Cheri trata de ensenar a Gracie como gatear al ponerla sobre sus rodillas. Es lo mismo con nosotros y Dios.

Dios nos quiere arrodillados; nosotros pensamos que hay diferentes maneras de hacerlo.

Nosotros, como Gracie, encontramos como esquivar lo que es lo mejor para nosotros. Encontramos que nuestra manera es lo más fácil y lo probamos primero. Pensamos que podemos progresar según nuestra manera y por que Dios quiere que hagamos algo diferente. Anda bien, pensamos, y avanzamos a nuestra manera.

Puede ser que el Señor esta trabajando en su vida para que usted se encuentre en situaciones difíciles para que caiga de rodillas. El gatear no le interesa a Gracie y a nosotros tampoco. Nosotros queremos volar y no arrodillarnos delante de Dios y nos causa desastres.

Y ahora que hacemos? Si, nos arrodillamos delante de Dios para pedirle ayuda. Dios quiere lo apuesto. Que le pidamos socorro primero arrodillados.

Algún dia Gracie va a caminar, estoy seguro. Pero solamente después de que los que le aman y le ayudan hacen lo que es lo mejor para ella al ponerla en la posición correcta. Tenga confianza, Dios esta haciendo lo mismo con usted. A pesar que usted esta resistiéndole, Dios tiene lo mejor en mente para usted.

Quiere caminar o gatear? Deje de resistir a Dios, arrodíllese y va a caminar pronto.

all simple/truths are written by richard harris

© 2012



Site Design and Maintenance By Jeff Thompson